domingo, 18 de agosto de 2013

"El jardín de bronce" de Gustavo Malajovich


La vida de un hombre puede cambiar en un segundo. Y eso es lo que le sucede al arquitecto Fabián Danubio cuando Moira, su hija de cuatro años, desaparece sin dejar rastro alguno. La chiquita y su niñera debían ir a un cumpleaños, pero jamás llegaron. Y allí comienza para Fabián una pesadilla que habrá de durar años, en la que el shock da lugar a la esperanza, que a su vez es reemplazada por el silencio y que finalmente desemboca en la impotencia ante el tiempo que pasa y las pistas que no aparecen. 

Pero la desesperación resulta ser para Fabián Danubio, en una Buenos Aires plagada de policías ineptos y corruptos, el motor que lo mantiene en movimiento: con la ayuda de un extravagante detective privado, empezará a escarbar allí donde parecía no haber nada, hasta encontrar un delgado hilo del que tirar y que puede o no llevarlo al corazón del misterio. 

Con un notable manejo del suspenso y una galería de personajes que roza la perfección, Gustavo Malajovich, guionista de Los Simuladores, debuta en la novela policial con una historia adictiva, ambientada en una Buenos Aires plena de luces y sombras y protagonizada por el mejor de los héroes posibles: ese que va creciendo ante los ojos del lector.

Una historia excelente, que atrapa de principio a fin. Con un desarrollo inesperado, que te sorprende en más de una ocasión porque son varios los hechos que se develan en las últimas páginas. Los personajes muy bien descriptos, te vas enganchando con cada uno a su manera. Te hace vivir la historia como si estuvieras en ella. Es el principio de una saga.


No hay comentarios:

Publicar un comentario