lunes, 15 de julio de 2013

Guillermo Saccomanno ganador del Premio Hammett de novela negra en la Semana Negra de Gijón



Imagen ©EFE



El escritor argentino Guillermo Saccomanno ha ganado el Premio Hammett de la Asociación Internacional de Escritores Policiacos, fallado en el marco del festival literario y multicultural Semana Negra de Gijón, por su novela Cámara Gesell.

Asimismo, el escritor y periodista mexicano Ricardo Ravelo ha sido galardonado con el Premio Rodolfo Walsh para obras de no ficción por Narcomex. Historia e historias de una guerra, que aborda la relación entre el narcotráfico y el poder político en su país.

La novela Cámara Gesell, de Guillermo Saccomanno, quien el pasado año ganó el Rodolfo Walsh, tiene todos los elementos de la novela negra al uso, con crímenes, drogas, y corrupción política y policial, y se desarrolla en una pequeña población de la costa marítima bonaerense.

Saccomanno: "Más que negra es una novela oscura y sombría"

Villa Gesell, un balneario ubicado a 370 kilómetros al sudeste de Buenos Aires, es el sitio de residencia de Saccomanno y el escenario donde se desarrolla una trama de conspiración y traiciones. "Cámara Gesell constituye un magno empeño narrativo y un fresco minucioso de la descomposición de la sociedad", según expresa el acta del jurado.

Su autor ha explicado que "más que negra es una novela oscura y sombría" ambientada en un pueblo que espera la llegada del verano y del turismo para "redimir sus pecados".

Premio Rodolfo Walsh

El mexicano Ricardo Ravelo profundiza en Narcomex. Historia e historias de una guerra en las rutas de la droga, el blanqueo de dinero, el papel de las fuerzas armadas, los negocios de los mafiosos y la corrupción en instituciones políticas y judiciales. El jurado ha valorado la obra de Ravelo como "un retrato vivo y revelador que explica el avance de las redes del narcotráfico en Méjico, así como el poder político, económico y social que ejercen en ese país".

El español Javier García Sánchez ha ganado el premio Espartaco de novela histórica con Robespierre, un relato sobre la época del terror durante la revolución francesa donde "los buenos no son tan buenos y los malos no son tan malos". El autor ha asegurado que la revolución francesa ha sido "la primera gran conspiración de derechas de la historia paradójicamente ejecutada por la izquierda". García Sánchez ha utilizado la proximidad del personaje de un funcionario del gobierno revolucionario con Robespierre como narrador de una historia que en nada se parece a la historia oficial.

El argentino Guillermo Horacio Convertini, ha ganado el premio Memorial Siverio Cañada a la primera novela negra de un autor publicada en español durante el último año con La soledad del mal. Convertini ha profundizado en la psicología de un asesino en serie para desvelar la fuerza que mueve a alguien a matar a un semejante. El protagonista es un ser que siente que son las víctimas las que le invitan a quitarles la vida y entonces cumple con ese mandato desde la más absoluta soledad.

Por segundo año consecutivo, Emilio Bueso ha ganado el premio Celsius de ciencia ficción por su obra Cenital, en la que da una visión apocalíptica del futuro de Europa como consecuencia de la crisis económica. Bueso ha dicho que aunque su obra, "un alegato contra el sistema", encaja dentro del género de ciencia ficción puede considerarse como de "realismo sucio". Ha destacado además que lamenta haber comprobado que algunas premoniciones que en su momento planteó en la novela porque eran "absurdas y dramáticas", apenas dos años después "se están cumpliendo" en la realidad. Por último, Lola Sanabria García ha ganado el Concurso Internacional de Relatos Policiacos, con Todos los Muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario