miércoles, 8 de mayo de 2013

Camilla Läckberg regresa con Los vigilantes del faro




Camilla Läckberg, que alcanzó el éxito con La princesa de hielo, vuelve con su novela más espectral donde nos sumerge en una historia de antiguas leyendas y tragedias familiares entre la década de 1870 y la época actual. Un misterio sin resolver ronda la isla de Gråskär desde hace generaciones, y el viejo faro oculta la clave.

Desde que Patrik se ha reincorporado al trabajo, Erica se dedica de lleno a sus gemelos, que nacieron prematuros. Apenas tiene tiempo para ir a visitar a Annie Wester, una compañera de instituto que acaba de regresar a Fjällbacka después de muchos años. Junto con su hijo Sam, Annie se ha instalado en el faro abandonado de la isla de Gråskär, propiedad de su familia. A pesar de los rumores que circulan por el pueblo sobre la leyenda de la «isla de los espíritus», en la que los muertos vagan libremente, no parecen importarle las voces extrañas que oye por la noche. Además, su antiguo novio Matte Sverin, quien también ha pasado unos años en Estocolmo y acaba de empezar a trabajar en el Ayuntamiento de Fjällbacka, aparece asesinado. Annie es la última persona que lo ve con vida.

Estos sucesos le depararán a Patrik y a su eficaz colaboradora Paula muchos quebraderos de cabeza. Por su parte, Erica, que realiza su propia investigación en paralelo, conseguirá atar algunos cabos sueltos que serán de gran ayuda para la resolución del caso. 

Un paraje tranquilo e idílico en el que Camilla Läckberg irrumpe con sus crímenes...

La localidad natal de la autora y escenario de todas sus novelas, Fjällbacka, es un pequeño pueblo de pescadores del siglo XVII. Está situado en la costa oeste de Suecia, concretamente 140 km al norte de Goteburgo, y pertenece a la provincia de Bohuslän, cercana a la frontera con Noruega.  Para la escritora, es uno de los sitios más bonitos del mundo para pasar la infancia. Y así ha tratado de transmitirlo en sus novelas. 

Camilla Läckberg. El éxito de sus libros le ha catapultado a lo más alto con la consideración de reina escandinava de la novela negra. A lo largo de su carrera profesional ha recibido varios premios tales como el SKTF al mejor autor del año (Suecia) en 2005, el Premio Folket de literatura (Suecia) en 2006, y el Gran premio de literatura policíaca de Francia en el año 2008.

1 comentario:

  1. Camil Lackberg es a Fjallbacka lo que jessica fletcher a cabot cove, que es aparecer ella y empezar a llover asesinatos. La verdad, después de siete entregas se agradecería un poco de originalidad. Las tramas, los personajes, el desenlace... Nada cambia, y si su anterior entrega era totalmente predecible, esta podía ahorrárselo contarnos el desenlace, que se ve venir desde el principio. Ahora bien, si te gusta el estilo Lackberg, directo, sencillo, nada pretencioso, y las historietas domésticas de Patrick, Erica y el resto de la panda, te gustara también esta nueva entrega de la ¿saga?. No me atrevería a decir tanto. Sus novelas son más bien capítulos de una serie policiaca con cierta su trama que crece -poco- de una a otra. Entretenida, sin más, por momentos aburrida, ideal si sólo buscas pasar el rato sin tener que forzar las neuronas.

    ResponderEliminar