miércoles, 5 de septiembre de 2012

"La vidente" de Lars Kepler


La vidente es la tercera entrega de una estremecedora saga protagonizada por uno de los investigadores más carismáticos de la moderna novela negra escandinava. Con una trama inquietante y realmente envolvente, Lars Kepler consigue fascinar al lector en cada página, provocando en él una ávida y ansiosa lectura. La intriga, el misterio y la sorpresa se encadenan en este thriller totalmente contemporáneo que no solo nos revela la identidad criminal más arraigada al subconsciente, sino que también destapa aspectos desconocidos y ocultos de la sociedad sueca. 

Hablar de Lars Kepler es hacerlo de uno de los más reconocidos nombres de la pujante novela negra escandinava. En realidad se trata de dos nombres, pues tras ese seudónimo se hallan Alexander Ahndoril y Alexandra Coelho Ahndoril, un matrimonio sueco de escritores, que con sus historias han sabido revolucionar el actual panorama literario de un género tan complejo como es el thriller. Con su primer libro conjunto, El hipnotista (Planeta, 2010), alcanzaron tal éxito internacional, que tuvieron que renunciar al anonimato que daba escribir bajo pseudónimo, para presentarse ante el gran  público. Sin embargo, no renunciaron a mantener el nombre de Lars Kepler para firmar sus siguientes trabajos. La publicación de El contrato (Planeta, 2011) no hizo más que reafirmar su posición en el mundo editorial. 

En El hipnotista  una familia de Estocolmo es asesinada. El único superviviente de la masacre es el hijo pequeño de tan solo 15 años. La noche del asesinato, el comisario Joona Linna, encargado de la investigación, llama al médico e hipnotista Erik María Bark para que someta al muchacho a una sesión de hipnotismo en el mismo hospital donde se recupera. Unos días más tarde el hijo de Bark es secuestrado. Erik emprenderá junto con Linna, la búsqueda de su hijo al mismo tiempo que intentarán resolver el caso de asesinato. 

Con El contrato el thriller y el misterio se retoma Estocolmo. Una mujer aparece misteriosamente muerta en una embarcación de ocio; su cuerpo está seco, pero la autopsia demuestra que los pulmones están llenos de agua. Al día siguiente, el presidente de una importante sociedad de inspección de productos estratégicos, aparece ahorcado en su casa: ¿suicidio o asesinato? De nuevo, el comisario Joona Linna será el encargado de arrojar luz sobre los sucesos e intentar establecer un nexo entre dos muertes a simple vista desvinculadas. 

En el Birgitta, un centro de acogida para menores problemáticas situado al norte de la ciudad de Sundsvall, se han producido dos asesinatos. En una misma noche han sido brutalmente golpeadas hasta destrozarles el cerebro, Miranda, una interna joven y violenta, y Elisabet, la enfermera encargada de la guardia en aquel fatídico día. Todas las chicas que pasan por el centro Birgitta pertenecen a ese grupo de jóvenes que viniendo de familias desestructuradas, han tenido relación con las drogas, sufren trastornos psicológicos y alimenticios, o arrastran graves problemas de agresividad. Aquí se les ofrece un régimen abierto que las aleja de lo que podría ser su próxima parada: la cárcel o algún centro psiquiátrico. 

Cuando la policía hace acto de presencia todo está lleno de sangre y las pisadas manchan cada pasillo de las instalaciones. Las internas mantienen la tensión entre gritos hasta que se percatan de que falta una de ellas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario